¿QUÉ ES LA PÉRDIDA DE AUDICIÓN?

 

 

La pérdida de audición es una consecuencia natural del envejecimiento. La capacidad de audición empeora a partir de los 30-40 años y al alcanzar los 80, más de la mitad de las personas sufren una pérdida de audición significativa. La pérdida de audición relacionada con la edad se conoce como Presbiacusia.

 

Otra causa muy común de la pérdida de audición es la exposición a ruido. La pérdida de audición también es consecuencia de vivir en un mundo ruidoso. El ruido puede proceder de nuestro entorno laboral o de una exposición voluntaria al mismo, como el ruido de motores o de música excesivamente alta en conciertos, locales nocturnos, discotecas y equipos de música con o sin auriculares. Además, el uso cada vez más extendido de los reproductores MP3 puede causar daños auditivos.

 

Tipos de pérdida de audición

1.-Neurosensorial: Ocurre cuando hay daño al oído interno (cóclea) o a los conductos de los nervios entre el oído interno y el cerebro.

Este es el tipo más común de pérdida permanente de audición.  La pérdida auditiva neurosensorial reduce la capacidad de oír sonidos tenues. Incluso cuando se habla a suficiente volumen, puede no sonar claro o sonar apagado.  La mayoría de las veces, no es posible reparar mediante intervención médica ni quirúrgica la pérdida auditiva neurosensorial.

Algunas causas posibles de este tipo de pérdida de audición  neurosensorial son:

  • Medicamentos tóxicos para la audición
  • Pérdida de audición en la familia (genética o hereditaria)
  • La edad
  • Lesiones en la cabeza
  • Malformación del oído interno
  • Exposición a ruidos fuertes

2.- Conductiva:   Ocurre cuando el sonido no viaja con facilidad por el canal externo del oído hasta el tímpano y los huesecillos (osículos) del oído medio. Con este tipo de perdida los sonidos suenan apagados y es menos fácil oír. Este tipo de pérdida de audición se puede corregir mediante intervención médica o quirúrgica.

Algunas posibles causas de la pérdida auditiva conductiva son:

  • Fluido en el oído medio debido a resfriados o alergias
  • Infecciones del oído (otitis media)
  • Mal funcionamiento de la trompa de Eustaquio
  • Perforación en el tímpano
  • Exceso de cera en el oído (cerumen)
  • Oído de nadador (otitis externa)
  • Objeto alojado en el canal auditivo
  • Malformación del oído externo, el canal auditivo o el oído medio

3.- Mixta: Se da cuando la pérdida auditiva  conductiva  ocurre de manera simultánea a la pérdida auditiva neurosensorial. En otras palabras, puede haber daño al oído externo o medio, así como al oído interno (cóclea) o al nervio auditivo.

La pérdida auditiva puede ser bilateral o unilateral, es decir que puede producirse en un oído o en ambos.

Síntomas de la pérdida de audición

  • Dificultad para seguir conversaciones cuando dos o más personas están hablando.
  • Dificultad para oír en ambientes ruidosos.
  • La necesidad de aumentar el volumen de la radio o de la televisión
  • Los tonos que primero dejan de escucharse son los altos. Por este motivo, resultará más difícil entender lo que hablan los niños o las mujeres, y se producirán dificultades para comprender aquellas palabras que contienen letras de frecuencias altas como la que contienen zetas, efes o eses.
  • Problemas para escuchar cuando hay ruido de fondo.
  • Voces que suenan entre dientes o mal articulados.
Entradas recientes
Acufenomeniere