ENFERMEDAD DE MÉNIÈRE

sindrome-meniere

 

Es una enfermedad que afecta al oído interno, causada por el aumento de endolinfa en el laberinto o por una inflamación del mismo, caracterizada principalmente por episodios de vértigo, que suele manifestarse muy acompañada de acufenos (zumbidos en los oídos) e hipoacusia, siendo el acufeno y la hipoacusia previos al vértigo. Las crisis vertiginosas aparecen casi siempre en episodios repentinos que pueden durar horas o días y se repiten periódicamente. La pérdida de audición es fluctuante y evoluciona con el paso de los años a una hipoacusia o sordera irreversible.

 

Causas

El oído interno contiene tubos llenos de líquido llamados laberintos. Estos canales, junto con un nervio en el cráneo, ayudan a interpretar la posición del cuerpo y mantener el equilibrio.

Se desconoce la causa exacta de la enfermedad de Ménière. Puede ocurrir cuando la presión del líquido en parte del oído interno llega a estar demasiado alta.

En algunos casos, la enfermedad de Ménière puede estar relacionada con:

  • Traumatismo craneal
  • Infección del oído medio o interno
  • Otros factores de riesgo son:
  • Consumo de alcohol
  • Alergias
  • Antecedentes familiares
  • Enfermedad viral reciente
  • Tabaquismo
  • Estrés
  • Uso de ciertos medicamentos.

La enfermedad de Ménière es un trastorno bastante común.

Los ataques o episodios de la enfermedad de Ménière a menudo comienzan sin aviso. Pueden ocurrir diariamente o apenas una vez al año. La gravedad de cada episodio puede variar.

La enfermedad de Ménière   implica normalmente una combinación de estos síntomas:

  • Mareo o vértigo, un mareo extremo que impide a quien lo padece estar de pie o sentarse, a menudo con náuseas y vómito
  • Campanilleo o ruido en el oído (tinnitus)
  • Pérdida auditiva
  • Sensación de presión en el oído

Los síntomas, a menudo imprevisibles, pueden afectar negativamente a la calidad de vida. En ocasiones pueden ser necesarios varios días para recuperarse de un ataque de vértigo severo.

Diagnóstico

La enfermedad de Ménière puede ser difícil de diagnosticar, dado que a veces otras afecciones provocan síntomas similares.

Para averiguar si tiene la enfermedad de Ménière, su médico revisará su historial médico y le realizará un examen físico y unas pruebas de oído y equilibrio. Es posible que le hagan pruebas adicionales para descartar que los síntomas se deban a otras causas.

Tratamiento

Para el tratamiento se emplean medicamentos que reducen la presión endolinfática del oído interno como los diuréticos, también se recomienda la disminución en la ingesta de sal.2 Si existe infección respiratoria, alergia o sinusitis, se emplean diferentes tratamientos como antibióticos o antihistamínicos como la betahistina. Para el vértigo se emplean medicamentos anti vertiginosos. En casos resistentes, puede ser  útil la aplicación intratimpánica de gentamicina. El tratamiento debe ser recomendado necesariamente por el médico y debe evitarse siempre la automedicación.

En casos graves, se ha utilizado con desigual suerte la cirugía de los canales semicirculares, el nervio vestibular o la laberintectomía. Estos métodos de tratamiento mediante cirugía pueden afectar la sensación normal de equilibrio del paciente, provocando una peor calidad de vida. Puede ser útil la realización de rehabilitación vestibular.

Entradas recientes
perdida-de-audicion-1000x600