Cómo detectar y prevenir la pérdida auditiva

A pesar de ser frecuente y afectar de manera importante  la calidad de vida de las personas que lo sufren, se trata de un trastorno desconocido.

Los especialistas aseguran que es necesaria más información sobre sus síntomas y consecuencia con el fin de detectarlo a tiempo. Además, insisten en que esto podría favorecer que se acabe con el tabú que existe en torno a la sordera.

Primeros síntomas

La pérdida causada por el envejecimiento es gradual, y se conoce con el nombre de   Presbiacusia.

Por lo general  las persona no aprecie que están disminuyendo su audición hasta que el proceso está muy avanzado.

Es muy frecuente que los afectados niegue el problema e incluso se comporten de manera incomprensiva o agresiva si se le hacen comentarios al respecto. Esto se debe a que las personas con pérdida auditiva sienten vergüenza y no quieren reconocer el problema.

No obstante, hay signos evidentes de que algo está ocurriendo.

Entre ellos se destacan:

– Elevar el volumen de la televisión o de la radio.

– Tienen dificultades para hablar por teléfono.

– Piden a menudo que les repitan las palabras.

– El habla de los demás suena mal articulada, y  presentan problemas para poder entender conversaciones cuando hay ruido de fondo, incluso.

– Pueden sufrir zumbidos en los oídos.

perdida-de-audicion-1000x600

Prevenir la presbiacusia

La presbiacusia repercute principalmente en la comunicación con los demás y en la dificultad para seguir con la vida diaria. Por tanto, la mejor estrategia para combatir la pérdida auditiva en personas mayores es la prevención. Una prevención basada en el diagnóstico precoz, pues la pérdida irá evolucionando más rápidamente si no se ponen las medidas adecuadas, que estimulen los oídos y los protejan frente al estrés que sufren por el ruido y por el esfuerzo que realizan para poder oír.

Además, esto también es importante para conservar lo que se tiene y para que el problema no vaya a más.

 

Soluciones para la presbiacusia

En caso de presbiacusia, el tratamiento más utilizado es la adaptación de audífonos, los cuales deben ser configurados y calibrados según las necesidades audiológicas y el perfil audiométrico de cada paciente. Estos aparatos se alojan en el canal auditivo, captan el sonido, lo amplifican y ayudan a la persona a escuchar adecuadamente.

 

 

Entradas recientes
MISOFONIA6sonotone amplificador