Cuidados del audífono

Una buena manera de cuidar los audífonos es mediante su limpieza y su buen uso. La importancia de estos cuidados permite que el audífono sea duradero lo que le asegurará al paciente el aumento de su nivel de vida y la posibilidad de comunicarse mejor con su entorno. Por esto, se incentiva en la práctica de los siguientes tips:

  • El audífono debe mantenerse limpio y libre de cerumen. Cambie la trampa de cera con frecuencia
  • Los audífonos deben ser protegidos del calor excesivo. Cuando no los esté utilizando, guárdelos en la bolsita de piel o en el estuche, en el que le fueron entregados el día de la entrega por primera vez
  • Mantenga el audífono seco y alejado de la humedad. Utilice las pastillas deshumificadoras o el deshuificador eléctrico DRY-GO.
  • Limpie el audífono con paños secos y suaves, libres de agua ó cualquier otro líquido, ya que son circuitos electrónicos que al contacto con éstos, pueden presentar fallas.
  • Apague el audífono cuando no lo esté usando, abriendo el portapila y así optimizará la duración de la batería. Si es el caso, retire la pila completamente cuando no lo vaya a utilizar durante varios días.
  • Durante el baño o ducha, el audífono debe retirarse del oído.

Siempre se debe recordar que un audífono es un instrumento de alta tecnología que debe ser tratado con cuidado para que su perdurabilidad sea por un periodo de tiempo largo.

Entradas recientes
Acufeno